Tarde de cine


Ayer tenía ganas de ir al cine y la verdad ninguna película se me antojaba.

El churro de moda, cintas de guerra, documental de un hospital psiquiátrico y otros filmes que no me llamaron la atención.

Mi hija me dijo al salir de la guardería:

-Mamá, vamos al cine.

Bueno, -me dije- pues a fuerza vamos a ver una película infantil. Alguien me recomendó “En el bosque”, pero tenía mis dudas de si realmente era para una niña de casi cuatro años  y si no me aburriría demasiado por ser musical.

¡Oh, grata sorpresa!

Me gustó mucho la primera hora y sí sentí que se alargó un poco, pero considero que tiene un buen final y las historias siempre me mantuvieron cautivada aunque estén basadas en 4 conocidos personajes:

Caperucita roja, Rapunzel, Cenicienta y Jack el de las habichuelas mágicas.

En este tiempo se abusa de las nuevas versiones de cuentos antiguos, sin embargo me parece bien llevada la secuencia y te esperan sorpresas aunque ya conozcas estos relatos. La película está en español, pero las canciones están en su idioma original y eso se agradece, pues en varias traducciones usan cantantes comerciales que las distorsionan. Los príncipes son verdaderamente humanos, con defectos y virtudes. El de Rapunzel es un regalo a la vista.

Quería algo relajante y que me divirtiera en esa tarde y logré mi objetivo. Además, no pude tener mejor compañía.

Anuncios