Discusiones inútiles


Todo el mundo ha discutido alguna vez y casi siempre fue perder el tiempo o, más grave aún, generó enojos y hasta violencia.

Cuando surgen los insultos, es difícil arreglar las cosas y los “adversarios” sólo buscan palabras para herirse. Es muy común que se presenten estas situaciones en un grupo de amigos o de trabajo y principalmente en las familias, pero no es válido que alguien las genere porque se siente aburrido o con ganas de pelear con quien sea.

Antes de iniciar una discusión, deberíamos pensarla dos veces. Las palabras mal dichas pueden ocasionar rupturas e incluso tragedias.

No es lo mismo comentarios que discusiones, así que sus comentarios son bien recibidos.

 

 

 

 

Anuncios