Para siempre


Tengo la dicha de tenerte a mi lado, de sentir esas pequeñas manos en mi piel. Puedo escuchar tu respiración pausada sobre mi pecho.

Dios me ha dado la oportunidad de amarte a diario, de besar tus cálidas mejillas y abrazar tu cuerpo frágil.

Eres mi esencia, mi nueva versión, el espejo de mis virtudes y vicios.

Te amé desde siempre y ese amor jamás tendrá fin.

dormidas

Anuncios

Lo que escribimos


redesHace unos cuantos años, no creí posible expresarme y transmitir al instante lo que pienso. Lo increíble es que  pueda hacerlo a nivel mundial. Eso es muy bueno, pero también tiene sus desventajas. Actualmente, además de este medio, uso las redes sociales Facebook y Twitter. En el primero ya tengo experiencia, en el segundo no tanto y soy más reservada al momento de escribir, sobre todo si es un tema delicado,  porque está a la vista de más personas.

Alguien criticó una publicación mía en el Facebook, la cual sólo era un chiste sin importancia, de esos que circulan por cada muro.  Me dijo que daba una mala imagen de mí y de lo que buscaba. Por supuesto que le expuse mi punto de vista y tal vez le haya molestado mi respuesta, pero ese detalle me dejó pensando un buen rato.¿Cuántas publicaciones serán mal interpretadas u ofensivas para algunos?

Mi respuesta al instante fue: “Los que me conocen, saben que es broma; la opinión de los que no me conocen, no me interesa”

Mi postura sigue igual, aunque no me gustaría que algo dicho sin mala  intención fuera mal interpretado y ofendiera a quien no quiero ofender. Ya si hablo de alguien a quien sí deseo censurar, deseo que lo entienda a la perfección. Hay de casos a casos, pues algunas personas parecen gritar a los cuatro vientos lo corrientes que se consideran.

He visto a varias chicas, algunas menores de edad, que se expresan de una manera bastante vulgar, confiesan cosas demasiado íntimas, que pueden ser o no verdaderas, pero ahí quedan a la interpretación de cada persona. No sé qué tanto les interesará la opinión de los demás, sin embargo, me extraña el desparpajo que muestran ante parientes y amigos. Hoy en día no nos “queman” las habladurías, pues de eso nos encargamos nosotros mismos.

Otro tema son las fotos que subimos a la red. En lo personal, no me gusta subir fotos atrevidas, mucho menos me tomaría una en el baño, haciendo pose “sexy” y cara de pato. ¿Tratan de mostrar al mundo que les gusta hacer el ridículo?

Ayer el mundo despertó con una noticia terrible: Una joven de 22 años anuncia su suicidio en Facebook y lo cumple. Es inconcebible el punto al que hemos llegado, siempre he dicho que abusamos de los medios para publicar cosas demasiado personales, hasta peleas entre parejas que a nadie conciernen. Menciono el caso de esta chica porque en algunos comentarios sobre su fatal determinación, algunos dicen que lo tomaron a broma. Ahí está el detalle, diría Cantinflas. Asuntos serios son tomados como bromas y viceversa.

Me indigna que en Twitter usen esa tragedia como un motivo de burla, aunque también ella se prestó a que eso sucediera. Anunciar tu propio suicidio es el colmo de la “tecnologitis”. Espero que descanse en paz y y no se vuelva a repetir un caso como este. No me queda claro quién le tomó la foto después de morir. Si fue un pariente, ¿para qué la sube a la red?

Puedo hablar durante horas de las extrañas prácticas que tenemos en internet, pero no tendría fin. Lo bueno de todo esto es que puedo escribir mi opinión y darla a conocer a través de este medio y otros más.

Ya parezco político


Una disculpa a quien estaba esperando la publicación de mis calaveras por este medio. Al igual que los políticos, fueron puras promesas. Lo intenté, pero por una extraña razón, el formato que le apliqué no se publicaba de la misma forma, no me agradó como se veía y tampoco se lee con comodidad. El tiempo se me iba y por esa misma razón, además de mis múltiples ocupaciones, no pude cumplir mi propósito.

El día de difuntos ya pasó y tal vez publicarlas ahora esté fuera de lugar. Es efímera mi fama, pues se da cada año. Tan efímera como la vida.

Rompí récord en el mes de octubre, gracias a todos mis visitantes.