Sin salida


tristeza

Hay días en que todo me produce tristeza. Esos días son como un túnel sin salida o con una salida hacia la nada. Es cuando pierdo la esperanza en lo que otras veces me impulsa, cuando no le encuentro sentido al mundo ni a su proceder. Dicen que se le llama depresión, pero sé que hay algo más.

Quizás se deba al exceso de información, de expectativas o de pensamientos. En fin, los excesos siempre son malos. Creo que en ocasiones reflexiono demasiado y eso me afecta profundamente, aunque debería ser material para  escribir. Por desgracia, mi mente reflexiva se desconecta de las manos y éstas no pueden expresar todo lo que le atormenta.

De pronto es difícil encontrar gente buena, vivo con la sensación de que cualquiera tiene sus momentos de maldad, su lado asesino. En estos tiempos es tan fácil matar sin ningún remordimiento, desde los indefensos seres en el vientre materno hasta personas de edad avanzada. ¿Qué nos está pasando?

Hoy nos dicen que debemos hacer todo lo que deseamos, que la culpa no existe, que nos debemos comer el mundo. No hay límites, no hay religión, no hay Dios. “Todo fue invento de los abuelos para mantenernos controlados”.

Me preocupa el rumbo de la humanidad, me preocupa el futuro de mi pequeña hija. Los niños quieren ser adultos antes de cumplir diez años y si delinquen a los diecisiete, son menores de edad ante la ley, así sea el peor de los crímenes. Defendemos a los asesinos y condenamos a los inocentes.

Sigo creyendo en Dios, pero parece que el mundo entero pretende que Dios se olvide del mundo.

 

Anuncios

Espejos del alma


Este cuento me agradó bastante, pues refleja todo lo que una mujer puede sentir cuando se ilusiona y laventana tren manera en que va creando un mundo perfecto en su mente. El hombre en quien ha puesto sus ojos, se convierte en todo lo que ha soñado.

Luego, como era de esperarse, llega la decepción. El “caballero”,  no es mas que un vulgar delincuente.

Para leer el cuento, pueden abrir este enlace:

http://home.cc.umanitoba.ca/~fernand4/espejos.html

Es un cuento corto y sin embargo se pueden sacar interesantes conclusiones:

TRAMA: Monólogo donde la protagonista va haciendo conjeturas respecto a su compañero de viaje. Se ilusiona, logra tener una relación amorosa con él y al final se da cuenta que no era quien ella pensaba.

ARGUMENTO: La historia se desarrolla en un vagón del tren, la protagonista es una mujer madura, divorciada, que se ilusiona con su compañero de viaje. Lo idealiza y se atreve a tener una aventura con él, sin conocerlo. Cuando se entera de que es un asesino y drogadicto, le asaltan muchos temores, incluso de haber sido contagiada de alguna enfermedad.

PSICOLOGÍA: La protagonista es una mujer soñadora, vulnerable y confiada. Cree conocer a las personas, se inventa sus propias historias y se las cree. El hombre, un loco asesino que muestra otra cara: inteligente y encantador.

Se puede concluir que, a cualquier edad, la mujer puede ilusionarse ciegamente sin pensar en las consecuencias y cualquier hombre, por más defectos que tenga, puede hacerse pasar por un agradable caballero.