Un poquito de atención


De pronto siento la necesidad de un poquito de atención. No pido toda la atención del mundo, sólo la suficiente.

Cuántas veces imagino que responderás a mis necesidades, que te va a interesar un poco mi vida diaria y hasta  invento mis propias historias donde tú apareces y llegas a ser el gran héroe que me rescata del peligro.

Una sarta de tonterías, lo sé. Cómo olvidar que tus problemas te rebasan y la desesperación ocupa todo tu mundo. No hay lugar para una plática, para una caricia, para un regalo. No hay lugar ni siquiera para un ser maravilloso que lleva tu sangre. El tiempo te consume y tú pierdes el tiempo en lamentarte.

Una poca de atención es lo que quiero y no entiendo por qué la quiero. ¿Cómo espero tanto de alguien que no tiene nada?

Mi cerebro sí lo entiende, pero la ansiedad continúa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s