Las cartas que enamoraban


Hace tiempo las parejas se enamoraban por medio de cartas. La forma de escribir, el trazo de la letra y hasta el aroma del remitente era capaz de producir verdaderos sentimientos.

Hoy en día, esa práctica ha quedado en la historia, pues los correos electrónicos y redes sociales no son lo mismo. Así como es fácil aparentar lo que no somos, también es difícil dar una verdadera imagen de nosotros.

Yo me pregunto si las parejas que se unieron por medio de cartas y llegaron a casarse, no se desilusionaron al empezar a convivir.

¿Siguieron atraídos hablando cara a cara ?

¿La escritura se volvió a utilizar entre ellos o sólo la usaron para hacer la lista del mandado?

Escribir lo que sentimos es más fácil que decirlo de frente, aunque expresarlo de forma oral es más valioso. Esto último es difícil y muchas veces dejamos de comunicar cosas importantes.

Esas palabras no dichas se almacenan en nuestra memoria y ahí están día y noche como piedra en el zapato, sin dejarnos descansar ni concentrarse en las tareas.

De cualquier forma, estaría bien recuperar esa costumbre de escribirnos cartas con nuestra letra, no sólo a través del correo electrónico. Podemos escanearla para quien está lejos, si no es posible usar el correo tradicional.

Pero con las prisas de estos tiempos…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s