Los ángeles que envía Dios


Ayer fue un día bastante difícil en el plano emocional y de nuevo ingresé en el túnel tan conocido de la desilusión. Otra vez situada en un punto en el que no sabes si has avanzado o permaneces estática; si debes empezar de cero o continuar de la misma forma. En esos horribles momentos me encontraba y entonces recibí la llamada de un ángel.

¡Sí! ¡A los ángeles también les gusta hablar por teléfono!

Por el tono de mi voz, esta persona supo de inmediato que no me sentía bien y preguntó qué me pasaba. Estoy segura que en todo el mundo no existe nadie más que hubiera comprendido mi sentir. Me atrevo a nombrarle: “El hombro de Dios”, en donde es posible hablar sin temor a la censura y a la condena.

La palabra “oportuno” se aplica en este caso en toda la extensión. Me dio ánimo de seguir adelante y mejorar en mis percepciones. Sé que aún quedan muchos caminos por recorrer, sé que la vida me depara un ramillete de sorpresas.

Gracias a Dios por enviar a sus ángeles

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s