El eterno problema de los estacionamientos


En el edificio donde trabajo, compartimos estacionamiento con una aseguradora y a pesar de que los lugares están marcados para cada empresa, los problemas siempre surgen. Este fenómeno se da en varios lugares, desde nuestro hogar hasta las plazas comerciales, donde siempre hay una palabra que brilla por su ausencia: “Respeto”.

Hoy, cuando salí  a comer un poco antes de las 13:00 horas, había un automóvil atrás del mío, obstaculizándome el paso; además tapaba otros dos lugares. En ese momento se fue la camioneta que estaba enseguida (aunque tuvo que maniobrar un poco) y luego hice lo propio para irme.

Al regreso, casi dos horas después, el auto permanecía en el mismo lugar. Pregunté de quién era, pero nadie supo darme respuesta. Siguió ocupando tres lugares hasta las cuatro de la tarde, pues supongo que a esa hora sale esta “dama”. Luego supe que pertenecía a la gerente de los seguros, la cual se molesta a menudo porque invaden sus lugares.

No me explico su proceder, si a gritos exige respeto. Todo es una cadena de inconformidades que no conduce a nada. Repito que ese problema es tan común; a veces causa hasta riñas e incluso muertes.

Y así seguiremos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s