Basta de Reality Shows


Hace unos días, anunciaron con bombo y platillo el décimo aniversario del primer Reality Show en México: “Big Brother” (no sé por qué el título en inglés, si nuestro idioma es el español). Creí que programas tan nefastos eran asunto olvidado y otra vez me equivoqué, como dice una vieja canción. Por más que me exprimo el cerebro, no me explico qué le ven de entretenido a un grupo de holgazanes encerrados, sin más oficio que estar diciendo groserías. 

Debo confesar que empecé a ver la primera emisión en ese tiempo, movida por la curiosidad. En cinco minutos mi mente se congestionó del florido lenguaje de esas personas y por supuesto le apagué. Al día siguiente, el noticiero matutino con los ‘interesantes’ temas: “que si la fulana aquella había enseñado los calzones, que si otro tipo se bañaba sin ropa, etc.” Por la tarde había un programa de espectáculos y, ¿adivinen de qué hablaba?

¡Hasta en el futbol se metían!

Infinidad de realitys surgieron después y sí, triunfaron gracias al morbo de la gente. Es increíble que se haya invertido tanto tiempo en espiar a otros, pudiendo hacer muchas cosas. Supe de personas que duraban horas y horas frene a la televisión, esperando a que a sucediera “algo” interesante. Me pregunto qué pensarán después de diez años. ¿No era mejor salir a cenar con los amigos, ir al cine, caminar en el el parque, leer un buen libro?

Lo que me da más risa o coraje, es que haya un ganador. ¡Ganador de qué! ¿De enseñar hasta el apellido, de tener más repertorio de tonterías, de meterse con todo el mundo en la cama?

Discúlpenme, pero sigo sin entender esa clase de “entretenimiento”

Y espérense, ya preparan el “Reality” de cierto cantante grupero… ¡Dios mío!

Anuncios

2 comentarios en “Basta de Reality Shows

  1. Es denigrante ese tipo de espectáculos pero le ayudan a los seudo famosos a proyectarse. A veces hasta las notas periodísticas me lucen arregladas. Por ejemplo el caso del divorcio de la cantante Jeni Rivera en donde hasta se ventilo que si la hija tuvo que ver con el padrastro…que asquerosidad de información. Al menos a mi no me interesan en lo mas mínimo esas cochinadas.
    Volviendo a los Reality … el Programa de Cristina se me hacia extraño y de mal gusto pero el el que se me hace de peor gusto es el de esa señora que dice “que pase el desgraciado…..”

    • Totalmente de acuerdo, Don Cuco. No es posible creer que esos programas de “ventilación de problemas familiares” sean auténticos, es ilógico que una persona en su sano juicio vaya a hablar de temas tan delicados a nivel internacional, mucho menos se les va a creer que todos los involucrados estén dispuestos a ir. No me imagino a los “desgraciados” diciendo: “voy a la TV a que me digan mis verdades”.
      El caso de Jenni Rivera también me parece aberrante. Que sea capaz de involucrar a su propia familia para hacerse publicidad, no tiene nombre.
      Como siempre, agradezco mucho sus comentarios 🙂
      ¡Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s