Efecto Frankenstein


Imagen

La mayoría de nosotros sabemos algo sobre Frankenstein, sin embargo, casi todos tenemos una idea equivocada de la historia. Cuando llegó a mis manos el libro de Mary Shelley, “Frankenstein o el Moderno Prometeo“, no me emocioné, pues el tema es bastante “conocido” y creí que leería alguna historietilla sin trascendencia. Grande fue mi sorpresa al irme interesando más y más, conforme avanzaba en la lectura. Me di cuenta de un gran error en mi conocimiento, pues Frankenstein no es el monstruo, sino el creador. La criatura no tiene ni siquiera un nombre, no puede integrarse al mundo, pero desarrolla sentimientos y sufre por no ser aceptado. También quiere conocer el amor, tener una compañera que se le asemeje y al mismo tiempo rechaza la idea de tener descendencia que padecería el repudio de la gente.

Cuando se da por vencido en que lo acepten, empieza a sembrar el terror.

Este poema lo hice hace más de dos años. Me sentí identificada de alguna forma con ese personaje ficticio y a la vez tan real. ¿Quién no se ha sentido una creación del Doctor Frankenstein en algún momento de su vida?

 

EFECTO FRANKENSTEIN

(Velia Gallegos)

 

Me negaron el derecho

de conocer el amor,

por lo cual es imposible

que nazca en mí la conciencia.

 

El creador de esta criatura

inocente y destructora

pagará el atrevimiento

de jugar a ser un dios.

 

No soy parte de este mundo.

Mi aspecto les aterra,

mi voz les asusta,

ser normal nunca podré.

 

Con la intención de integrarme

en sociedades humanas

que jamás me aceptarían,

cometí grandes errores

que a la postre ocasionaron

los desastres más horrendos.

 

Hoy comienza la venganza

contra mi propio origen.

Mil sufrimientos le esperan

a quien osó crearme

sin pensar en nada más

que en su infinita soberbia.

 

El amor no es para mí,

estoy destinado al exilio,

a causar sólo dolor.

Acabaré con mi vida

no sin antes cerciorarme

de haber borrado la estirpe

condenada por su causa.

 

Me negaron el amor,

en el odio me revisto,

el falso dios sufrirá

mil horrores indecibles,

pero nada se asemeja

a mi inaudito calvario.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s