La inevitable soledad


 Hay tantas cosas dichas sobre la soledad, tantas reflexiones y frases; hay quien la enaltece y hay quien la rechaza. Lo cierto es que nadie en el mundo se ha salvado de sufrir por ella. Encontrarnos a solas con nosotros mismos es aun más difícil que la primera cita con una  persona especial. La mente es demasiado poderosa, así como es capaz de hacernos sentir semidioses, también nos  puede estrellar contra el suelo. La inteligencia excesiva es peligrosa, por eso quienes nacen con esa facultad deben aprender a encauzarla para que no se vuelva en su contra.  La mayoría de los asesinos psicópatas tienen esa característica, son inteligentes y utilizan su talento para la maldad.

En los escritores sucede un fenómeno parecido. Es mucho lo que tiene que decir, trae consigo un cúmulo de ideas que pueden explotar en cualquier momento. Escribir es un escape a la realidad, una isla donde puede refugiarse de la compañía que le produce más soledad. Sentirse solo aunque se esté rodeado de personas ocasiona un dolor angustioso y terrible. 

Hoy me enteré del fallecimiento del poeta chihuahuense Rogelio Treviño y, el alma se me estrujó. Me parece increíble que haya fallecido de hipotermia y a un mes de su muerte apenas reconocieran su cuerpo. El hecho de que no tuviera un hogar es incomprensible. Fue una persona talentosa, con premios nacionales e internacionales, libros publicados y homenajes; por eso no me cabe en la cabeza que haya terminado así.

Lo sé, la fama no lo es todo y me atrevería a decir que tampoco es nada. Por eso yo escribo por gusto, mas no por eso me resigno a no trascender. Todo debe tener un equilibrio, tampoco me voy a aislar de todos y comunicarme sólo con mi escritura. Una buena plática siempre es gratificante, juegos de mesa, bailes, risas, caminatas. Existen muchas razones para no hundirse en la soledad y ahogarse con nuestra propia mente. Es fácil entrar a ese laberinto y es casi imposible salir. Nadie más puede ayudarnos si no intentamos salir nosotros mismos.

Y sí, la soledad es buena de vez en cuando, pero sólo si la buscamos.

 

Anuncios

2 comentarios en “La inevitable soledad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s